• en
  • es
  • pt-br

Bienvenidos a cotdp.org

Por favor observe a continuación el contenido escrito del video



Hola y bienvenido a este video. Mi nombre es (Pedro), y aspiro poder aclarar cualquier duda que usted pueda tener después de haber visto los cuatro videos anteriores.

Pensamos que usted recibió muchas informaciones en estos videos, y es posible que alguna pregunta que usted tenga pueda tener su respuesta en uno de ellos. Por esta razón le invitamos a que vea los videos tantas veces como usted lo considere necesario, inclusive éste.

Usted se dará cuenta que cada vez que vea de nuevo estos videos, algo más se quedará grabado en su memoria. Por su comodidad, ponemos también la versión escrita debajo de cada video para que los que se sientan distraídos por las imágenes puedan concentrarse leyendo el texto. Pero, bueno, en este momento, la única pregunta real que usted podría tener, si es que no se ha registrado todavía, es decidir si lo va hacer o no.

El propósito de este video es aclarar cualquier duda que usted pueda tener sobre la esencia y las diferentes opciones de nuestros programas. Este video y los anteriores están hechos para que nadie tenga la necesidad y la sensación de que tiene que convencer a alguien. Estamos solamente presentando unos programas y usted decide si quiere participar en ellos o no.

Puede sonar como una paradoja, pero nos llevó mucho tiempo idear un sistema que fuera muy simple y atractivo, sin presiones, accesible a todos y que proponga algunas soluciones de largo plazo para tantos problemas existentes. ¿Cómo pudimos hacer todo eso? Bueno, las iglesias y las organizaciones sin fines de lucro pueden ayudar a los necesitados y cubrir sus gastos, gracias a las donaciones que reciben. A veces puede ser difícil para algunas personas, donar o ser más generosas en sus donaciones solamente porque las finanzas no dan para tanto. ¿Cómo resolvemos este problema? Lo hacemos cambiando el concepto de cómo la gente puede ayudar. Hay que recalcar que las personas que dan con un corazón generoso siempre reciben muchas bendiciones. Lo que nosotros proponemos es que en vez de sacar algún dinero de su bolsillo para ayudar a algunos proyectos de nuestra elección; lo que le ofrecemos, es la opción de que usted pueda registrarse en uno de nuestros programas recibiendo así una parte del dinero que recolectamos de las donaciones para que vaya a su cuenta para ayudar a la causa de su elección. Si usted necesita ayuda, puede abrir una cuenta "Ayudarse" que pagará algunas de sus facturas. Si usted quiere ayudar alguna causa benéfica y no tiene los fondos para hacerlo, usted puede abrir una cuenta "Beneficencia”. Si alguien necesita o quiere estudiar; el programa "Becas” puede ayudar a cumplir con este sueño. No hay límites en la cantidad de cuentas que puede abrir. ¡Usted no me puede decir que no es una oportunidad extraordinaria!

Ahora bien, ¿Cómo se nos ocurrió esta idea? Simplemente porque, por lo general, cuando una iglesia o una organización sin fines de lucro necesita fondos, es necesario ir a golpear a la puerta de las personas o empresas que tienen mucho dinero pidiendo por su generosidad. Nosotros cambiamos este concepto. En lugar de extender nuestra mano para pedirle dinero al filántropo, estamos extendiendo nuestras manos a las personas que necesitan ayuda.

Usted puede preguntarse: ¿no es absurdo pedir la colaboración de los necesitados? No, no lo es porque el dinero necesario para participar y ayudar a nuestro ministerio es insignificante, y la cantidad de personas que necesitan de nuestros programas es ilimitada. Preferimos pedirle al 99% de las personas que se ayuden entre sí con poco dinero para encontrar soluciones permanentes a sus problemas en lugar de pedir dinero al 1% de la gente para obtener un beneficio substantivo, pero de corto plazo.

No se olvide que todos los donantes están ayudando libre y voluntariamente a las causas de su elección. Tenemos muy poco o nada que comparar con las infames pirámides. Una vez que usted se registró, su única tarea es encontrar a 4 personas que necesiten de nuestros programas para que ayuden a nuestro ministerio. Usted debería poder encontrar muy rápidamente a más reclutas de las 4 requeridas para una cuenta. Si es necesario, usted puede ayudar a sus reclutas a conseguir sus donantes y en muy poco tiempo usted debería poder pagar sus donaciones con el dinero recolectado en su cuenta y no más desde su bolsillo.

Queremos enfatizar que las donaciones deberían darse siempre con un corazón contento y no con la intención de obtener algo. Nuestra meta es que nuestros programas puedan aliviar el sufrimiento de mucha personas y que la gente se ponga más generosa hacia los demás. Ahora dígame usted, con la opción de poder probar nuestros programas por 30 días gratuitamente, ¿Cuál podría ser la excusa para no registrarse? Usted se inscribe hoy, no tiene que aportar ninguna donación por 29 días, ni siquiera un centavo, usted registra a cuantas personas pueda de la misma manera, ¿Cuántos candidatos piensa usted que puede conseguir con esta opción? ¿Piensa usted que un donante de su grupo tendría algún problema en pagar su donación, viendo cuantas personas se registraron en su estructura? Seguramente que antes del final de su periodo de prueba usted tendrá más reclutas para ayudar a su causa que las necesarias para obtener los fondos suficientes en su cuenta para cubrir sus donaciones mensuales. Pero cuidado, no se deje llevar por el entusiasmo, abriendo muchas cuentas, porque al final de los 30 días libres de pago, usted deberá sacar de su bolsillo el pago de la inscripción y el primer pago de la donación mensual por cada cuenta que abrió. Este dinero saldrá de su bolsillo.

Esperemos que para el siguiente mes después de que todos los donantes de su grupo hayan pagado sus donaciones, su cuenta haya recibido suficiente dinero como para encargarse de pagar la próxima donación. A partir de este momento, usted no tiene que hacer nada más si así lo decide. Usted selecciona la opción de los pagos automáticos de sus donaciones mensuales en su Oficina Virtual, y de allí se puede sentar cómodamente a esperar hasta que su cuenta tenga suficiente dinero como para poder solicitar algún pago para su causa. Si usted desea ser más activo, y aspiramos que lo sea, usted puede optar por abrir varias cuentas, multiplicando así las bendiciones. Por otro lado, podemos asegurarle que todos los donantes que participan en nuestros programas están dispuestos a ayudarle de la mejor manera posible. No se limite en hacerles todas las preguntas que considere necesarias, usted no está solo. Todo el mundo quiere asegurarse que usted tenga a sus 4 personas en su primera línea, porque eso es la clave del éxito. Usted no necesita tener mucho dinero o ser el más popular o el más inteligente, el más bonito o el más fuerte del mundo para sobresalir en nuestros programas. Nuestros programas están hechos para dar oportunidades a todo el mundo. Si usted tiene una buena excusa para no registrarse tenga la gentileza de compartirla con nosotros. Como usted no va a encontrar ningún pretexto y que por lo tanto usted se va a inscribir en nuestros programas; le pedimos de todo corazón que usted siga comportándose como una persona de bien, trayendo su corazón contrito y lleno de amor para ayudar nuestro ministerio. Le pedimos a Dios que derrame bendiciones sobre usted y sobre todas las personas que ayudará a través de nuestros programas. Esperamos cambiar este mundo un alma a la vez. Nuestros programas están diseñados para ayudar a los que lo necesitan, pero no dudaremos en recuperar cualquier cuenta, de cualquier donante que no utilice el dinero con buenos propósitos. Contamos con usted para informarnos sobre cualquier uso indebido de esos fondos por parte de alguien que usted conoce. Dicho esto, si usted está listo para registrarse, hable con la persona que lo introdujo a nuestros programas, pídale que le facilite su nombre de usuario y regístrese inmediatamente bajo su patrocinio.

Bienvenido a bordo,

Que Dios le bendiga.